Captar la atención de tu interlocutor. Muy difícil. Miles de mensajes cada minuto. Cómo conseguirlo.

Escenario habituales:

  1. Copio el formato y estilo de alguna empresa o persona que me gusta
  2. Lo hago de la manera que se ha hecho toda la vida en mi empresa sin saber si funciona o no
  3. No hago nada porque es muy complicado y tampoco hay tanto retorno
  4. Lo hago únicamente cuando se juntan los astros de la creatividad y el tiempo libre
  5. Copio el contenido de otros artículos como si fuese un estudiante de 1º ESO que copia la redacción de Wikipedia

El escenario que más me gusta:

6. Desarrollo un estilo propio que transmita autenticidad

No es nada fácil y a veces da bastante vértigo. ¿Qué pensarán los que lo lean? ¿Y mi jefa? ¿Se lo tomarán mal mis clientes? ¿Mis compañeros de curro dirán que qué pasa conmigo?

Pero para mi hay 2 motivos claros por los que debes apostar por esto

1. El espectador impaciente

Hoy en día, con la competencia que hay por tu atención, creo que no existe otra alternativa. El espectador te ha calado en los primeros 3 segundos. No quiere azúcar, ni fórmulas de marketing.

Tiene un rato para mirar el correo, Twitter, LinkedIn o lo que sea que mire. Y hará una selección del mejor contenido y el menos interesante lo tirará a la basura.

2. Tú como creador de contenido

Una de las claves para poder generar contenido regular es que te lo pases bien haciéndolo.

No sé a vosotros pero a mi me aburre crear contenido con una estructura predeterminada, con un formato que me han dicho que funciona, con un contenido que se supone que es el que buscan mis clientes, poniendo links que en teoría mejoran el SEO.

A no ser que seas medio robot, eso te va a ir quemando y vas a hacer a desgana si te obligan o vas a dejar de hacerlo directamente porque tendrás otras prioridades inventadas.

Un aspecto clave es encontrar cuál es el tipo de formato con el que te sientes a gusto y con el que eres capaz de ser recurrente.

Hay muchos:

  • Escribir un post en LinkedIn cada día con alguna anécdota que te ha pasado
  • Escribir un artículo cada mes explicando un caso de éxito
  • Grabarte un vídeo con el móvil una vez a la semana hablando sobre algún tema en concreto mientras estás en el coche
  • Tuitear cada día lo primero que se te pasa por la cabeza
  • Escribir un libro cada dos años sobre un tema en profundidad del que domines
  • Grabar una charla con un cliente de manera informal explicando cómo colaboráis juntos
  • Tener un podcast semanal con entrevistas a gente de algún sector en concreto
  • Etc.

Diferentes formatos para diferentes autores. ¿Cuál es el tuyo?