¿Cuesta que contesten a tus e-mails? Aquí te damos 3 posibles soluciones

Buenos días y bienvenidos al blog de Comadi!

Hace unos hace 15 o 20 años (en función de la edad y del perfil tecnológico de cada uno), la gente se emocionaba cada vez que le llegaba un e-mail. Fuera de lo que fuera nos lo leíamos. No estábamos acostumbrados a recibir e-mails y esto hacía que el que nos llegaba fuese único.

Hoy en día pasa justo al revés. La gente está cansada e incluso harta de recibir e-mails, y más si son comerciales o de promociones.

La gente no está buscando una razón para leer los mensajes de correo electrónico, sino que buscan un motivo para eliminarlos.   

En el post de hoy os damos 3 consejos para que tus e-mails sean efectivos y den resultados.

Empatía:

Empatiza con el receptor del e-mail. Quien va a leer el e-mail es una persona así que trátala como tal. Humaniza tus correos electrónicos, crea una conexión con tu cliente potencial y ofrece valor.

Beneficio:

Averigua qué necesidad tiene ese cliente potencial en concreto y explícale como una colaboración con tu empresa puede ayudarle a resolver este problema en concreto.

Por ejemplo, supongamos que nuestro negocio es el diseño de webs. El primer paso es estudiar la web de nuestro cliente potencial. Detectar cuáles son sus debilidades y por dónde podré entrar yo. Vemos que su web no se adapta a dispositivos móviles así que en el e-mail le explicaremos cómo, gracias a nuestro diseño web, podemos ayudarle a que su página web sea responsive para que cuando se realice la búsqueda a través de un smartphone, todo se vea bien y ajustado.

Una vez detectada su necesidad tenemos que transmitir qué beneficio podrá sacarle él. En este caso le vamos a decir que hoy en día Google penaliza a las páginas web que no son responsive así que si le hacemos el diseño y la adaptamos, su posicionamiento orgánico va a mejorar y como consecuencia va a recibir más visitas a su web y conversiones de clientes.

Lenguaje y formato de los e-mails:

Usa un lenguaje sencillo. Intenta que no suene muy comercial. Utiliza palabras que no sean muy técnicas y que se entienda a primera vista.

Para potenciar el cuerpo del mensaje utiliza un formato esquemático. Por ejemplo, introduce primero quién eres y para que te has puesto en contacto. Luego, con “bullet points” explica cómo puedes ayudarles y finalmente escribe un par de frases con los beneficios que va a obtener.

Como hemos dicho antes, la persona que va a recibir el e-mail no tiene tiempo de hacer una lectura profunda de nuestro mensaje, así que resaltar las partes más importantes en negrita ayudará a captar la atención del receptor.

 

Os dejamos un ejemplo de cuerpo de e-mail:

e-mails Comadi

 

Con estos 3 simples pero efectivos pasos verás como tus clientes potenciales te harán más caso y el ratio de respuesta de tu mailing aumenta.

Por | 2018-05-09T18:24:17+00:00 marzo 6th, 2018|