El coste del servicio variará en función de lo que nos pide nuestro cliente. Cuánta más información tenemos de cómo será la campaña, más ajustamos el precio de la misma.